miércoles, 6 de julio de 2011

Seis


Zapping
·         Seis

Vladimir González Roblero

Pedro Kropotkin, un anarquista ruso, es conocido por impulsar la idea de la ayuda mutua o mutualismo. Se sirve de múltiples ejemplos de convivencia tanto en la naturaleza como en las sociedades humanas. Gracias a este sentimiento de ayuda, dice, surgen los gremios, los sindicatos, las asociaciones y otro tipo de grupos cuyos miembros se identifican entre sí, y se ayudan. No en balde Kropotkin es, además, considerado referencia para hablar de eso que llaman anarquismo comunista.
            Hay circunstancias, sin embargo, que este mutualismo se ve rebasado por la convivencia, y a veces uno se pregunta dónde queda la consideración a los demás.

*
No me voy a dar de santos porque, como muchos, me echo de vez en cuando mi alipuz. El problema es cuando el trago y los bolos no dejan dormir. Por mi rumbo hubo quien decidió poner su propio negocio: una cantinita. No estoy para decir si ese lugar tiene los permisos necesarios o si se fueron por la libre. No me interesa. Hace un par de noches la pasé en vela. No dormí. Lo que sí es cierto es que se me quedó una tonadita cuyos monosílabos van así: pi pi pi pi pí. Sucede que esa cantinita, que regularmente tiene pocos bolos y supongo que también comensales, la noche en cuestión tuvo casa llena. Eran amigos de los propietarios, supongo. Estuvieron conviviendo con música alta hasta la madrugada, hora en la que una vecina salió a pedirles que se callaran. Ahí estaba yo ojopelón escuchando.


*
 Mi rumbo no es muy bonito que digamos. Ahora con el programa ese de calles para siempre que impulsa el imberbe mi compañero de Yassir, están dizque pavimentando el acceso principal. Tiene más de un mes, mucho más, que empezaron los trabajos y no terminan ni 100 metros. Llegan, los trabajadores y las máquinas, un día sí y otro no. Talita, que es indulgente, cree que es porque hay hartas calles que pavimentar en Tuxtla y tienen que atender todas. Saber. Lo cierto es que ahora con las lluvias se hacen unas grandes albercas tanto en el acceso a mi rumbo como en el resto de la colonia. Esas albercas obligan a los automovilistas a transitar a vuelta de rueda. Aun así los vecinos, así como son, se les ocurrió, en una de las calles, poner un tope. Pero no es el clásico reductor de velocidad, es una montaña. El automovilista, que viene con su penquez para librar los baches, ya ni se molesta por el tope. Total, si así están las calles. ¿Qué pensarán quienes lo pusieron?


*
Es común, aunque no debiera, que no se respete la entrada a las cocheras. A veces se entiende cuando se estaciona uno por cinco minutos, mientras el copiloto se baja a hacer el mandado. No siempre hay lugar para estacionarse. Lo que no se entiende es que, habiendo toda una cuadra libre, se estacionen mero enfrente del acceso. Sucede con frecuencia por ese mi rumbo, más frente a mi casa. A veces, digo, algún familiar mío, para estar cerca de mi casa, ocupará estacionarse frente a otras casas. Otras, creo, que son desconsideraciones.
            Vale la ayuda mutua cuando es necesaria, otras veces sólo pasan a joder.

Sígueme en tuiter: @vlatido

4 comentarios:

  1. jajaja que emocionante barrio ha de tener, entre albercas naturales y montañas de topes, gente desconsiderada y lo mejor una pseudocantina sin bolos...

    ResponderEliminar
  2. Magno: Vivir en una ciudad como ésta, dígase lo que se diga, es una aventura!

    ResponderEliminar
  3. Vladi:

    Ojalá esa cantinita cambie de giro y pronto sea un Hard rock café, o mínimo un cine porno, je.

    Y pensar que la ahora directora de cultura del imberbe Yassir, me dijo, muy seria, que ese güey si tiene "ángel", uf; pues ha de ser ángel face de ponds por su cara de pin pon, el muñeco, jojojo

    Un abrazo

    Luis Daniel Pulido

    ResponderEliminar
  4. Daniel: Ojalá se convirtiera en un cine porno o en un hard rock... lo que pienso es que debo tomar la iniciativa.
    La directora de cultura del municipio ha de ver bonito a Yassir, ahora que es presidente, después... sabe qué será de ella. Quizá regrese a Pulidín City
    Saludos pué

    ResponderEliminar